logo
CONSEJOS PARA VOLVER A LA RUTINA DESPUÉS DEL VERANO

Ya se acaba el verano o las vacaciones y volvemos a los días de rutina cotidiana. Volver a pensar en ello y adaptarse puede resultar incómodo y posiblemente muchas personas sufran el síndrome postvacacional.

Pero, para adaptarse de la mejor forma posible a la rutina debemos también volver a nuestra rutina alimentaria después de las vacaciones e intentarlo hacer con éxito.

Estas son nuestras propuestas para que lo consigas:

1. Vuelve a las 5 comidas al día: en vacaciones solemos pasar muchas horas fuera de casa y nos saltamos los tentempiés, recupéralos y llegarás con menos hambre a las comidas principales.

2. Ajusta la proporción de tus comidas. Es normal que todavía queramos comer como lo hacíamos en las vacaciones o en los días libres nos excedamos un poco, pero debería empezar a volver a tomar las mismas proporciones de comida que ya estabas acostumbrado.

3. Bebe más agua: recuerda el objetivo de 2 l. al día.

4. ¡No olvides las frutas o verduras! En verano es normal que se deje de lado, pero tu cuerpo las necesita. Intenta añadir a tus comidas estos aportes saludables para empezar a mejorar la alimentación.

5. Que no falte la fibra en tu dieta, en verano se nos suele quedar olvidada. Vuelve a los alimentos integrales.

6. La rutina es la excusa perfecta para dejar de lado el consumo excesivo de cerveza, refrescos y bebidas alcohólicas que te has ido tomando durante las vacaciones. Intenta saciar estos días que todavía hace calor con una limonada fresquita o bebidas con sabores.

7. Incorpórate progresivamente al ejercicio diario. No pretendas empezar con el mismo nivel ni exigencia que cuando lo dejaste antes de las vacaciones, aunque el cuerpo sano se recupera rápidamente debes incorporarte a la rutina poco a poco.

8. Mantén una buena higiene del sueño: dormir 7 u 8 horas es fundamental para rendir en el trabajo, en los estudios y en la vida ordinaria, incluso mejorará tu estado de ánimo al encontrarte menos con menos cansancio.

9. Repara los excesos de sol en la piel y el cabello: los extras de hidratación son fundamentales en esta época.

10. Hazte de un buen planificador, tú eliges en papel u online, pero anota tus tareas, programa la semana y luego disfruta marcando todo lo que has conseguido. Te servirá tanto para que no se quede nada en el tintero como para subirte la moral.

 

Lo más importante en este comienzo es controlarte y tener fuerza de voluntad. Regresar a los hábitos saludables y mantener el control es complicado pero debemos conseguirlo para estar mejor con uno mismo.

Recuerda fijarte un plazo para cada objetivo y haz el seguimiento de como lo consigues ¡te sentirás fenomenal!